Destacados
Diccionari de butxaca
Placa
La palabra placa debido a su carácter polisémico es uno de los mayores motivos de conflictos avanzados entre parejas de edad también avanzada.
Estadísticamente uno de los mayores motivos de conflictos avanzados entre parejas de cierta edad en la zona de l’Alcoià es la palabra placa. Muy por encima de qué programa hay que ver durante la siesta, a quién votar en las próximas elecciones, ibuprofeno o paracetamol, o si el coronavirus es un invento del gobierno de […]
Diccionari de butxaca
Negrelló
Palabra que se usa para describir a personas excepcionalmente morenas y de baja estatura
Si hubiera nacido en Alcoy, el Fary sería un negrelló de libro
Con esta palabra designamos los alcoyanos a las personas (ya sean hombres o mujeres) caracterizadas por ser excepcionalmente morenas y por su reducida estatura. Los lingüistas no acaban de tener demasiado claro si el término negrelló se usa con intenciones cariñosas o con intenciones despectivas.
Diccionari de butxaca
Chamán
¿Qué quiere decir un alcoyano cuando dice que ha visto que alguien ‘estava chamán’?
¿Qué quiere decir un alcoyano cuando dice que ‘ha vist a algú, o a un, chamán’? ‘He vist a Mauro Jorge chamán en un botxintxe’ ¿Se refiere a que ha visto una persona dotada de poderes sobrenaturales que le permiten sanar a los enfermos, incluso a los enfermos del coronavirus? Y si dice que él […]
Diccionari de butxaca
Obrir el cul i caçar mosques
Diccionari de butxaca
Bac y limpia
Diccionari de butxaca
Estar com un ou que sua
Diccionari de butxaca
Amotinar
En Alcoy no hace falta ser miembro de una tripulación pirata para amotinar, aquí puede hacerlo cualquiera siempre que esté dispuesto a hablar a voces
En los motines de barco se suele amotinar bastante

He aquí un ejemplo perfecto de la capacidad que tienen los alcoyanos para subvertir el lenguaje. Al resto de los mortales, la palabra amotinar les suena a tripulación de barco sublevada contra un capitán especialmente cabrón. Aquí no, en Alcoy puede amotinar cualquiera, siempre que esté dispuesto a hablar a voces y con el volumen necesario para que lo oigan los vecinos.

Amotinar viene de motí. Para los alcoyanos, un motí es una gritería, una situación habitualmente tensa en la que una o varias personas se enzarzan a gritos. Es una discusión acalorada pasada de rosca y de decibelios. También sirve para calificar lugares especialmente ruidosos (había un motí en el bar que no se podía ni hablar) y en ocasiones, el concepto motí se convierte en sinónimo de bronca sonora. Cuando los maridos alcoyanos vuelven a casa de madrugada y pasados de copas, lo normal es que sus santas esposas les peguen un buen motí.

El verbo amotinar viene acompañado de un completo catálogo de derivados. Cabe destacar las palabras amotinador y amotinadora. Las dos se usan, según el sexo, para referirse a personas que hablan con un tono de voz tronante que advierte de su presencia en cualquier espacio público. Alcoy ha sido durante siglos una potencia textil, circunstancia que obligaba a muchos de sus habitantes a trabajar en un ruidoso ambiente de telares y de máquinas, que hacía necesario que los trabajadores hablarán a gritos para entenderse. Si a esto le añadimos el Alardo, nos queda un paisaje de personas duras de oído cuyos vozarrones se oyen perfectamente a distancias de más de doscientos metros.

En el origen del verbo amotinar hay que situar una circunstancia de Perogrullo: en todos los motines (entendidos como sublevaciones) la gente solía gritar y corear consignas contra alguien, ya fuera un alcalde que había subido el precio del autobús o un Rey que hubiera prohibido los carnavales. Aplicando al pie de la letra el idioma alcoyano, nos podríamos encontrar con frases capaces de volver loco al más duro de los lingüistas: los amotinados iban por la calle amotinando. Un bucle delirante, que nosotros entendemos perfectamente.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario