Destacados
Diccionari de butxaca
El metabolisme
Es un ente inaprensible que nos sirve a los alcoyanos como excusa perfecta para justificar dolencias inventadas
Un grupo de forenses buscándole el metabolisme a un cadáver alcoyano
Estamos ante el gran comodín de la sanidad popular alcoyana. Como sus primos hermanos el ataquet y l’acataxonà, el metabolisme es un ente inaprensible que nos sirve a los alcoyanos como la excusa perfecta para justificar dolencias inventadas, vicios inconfesables o manías inexplicables.
Diccionari de butxaca
Senllace
Palabra que define a la persona que se encuentra en un estado físico lamentable
Senllace, también pronunciado sentllase o centllase, cuando no se refiere a Senllace Sánchez Salazar que es una joven política mexicana del Partido Sinaloense (PAS) que se presentó a diputada por Navolato con el eslogan ‘Amor por Navolato y Sinaloa’, és una palabra de uso común en los valles del Serpis y del Clariano que, unida […]
Diccionari de butxaca
Brasillo
Este endemismo lingüístico solo se aplica al brazo cuando éste se utiliza como elemento de conexión con otra persona
El afamado pianista Arthur Rubinstein practicando el alcoyanísimo brasillo
Como el resto del género humano, los alcoyanos están dotados de dos extremidades superiores denominadas brazos (braços en el caso de aquellas personas que hablan la bella lengua de Joan Valls). En esta ciudad, sin embargo, existe una denominación singular, que solo se aplica en casos muy concretos: el brasillo.
Diccionari de butxaca
Exiomo
Diccionari de butxaca
Me la bufa
Diccionari de butxaca
¡Adreça, adreça!
Diccionari de butxaca
Catxotxes
Es un tipo de buen conformar, que desconoce el significado de la palabra urgente
Un catxotxes de libro, Mariano Rajoy, llegó a presidente del Gobierno de España

A mitad de camino entre el sompo y el somordo, el catxotxes alcoyano es un individuo caracterizado por su lentitud de movimientos y por sus enormes cojonazos. El catxotxes es un tipo de buen conformar al que le resbala el resto de la Humanidad, que actúa absolutamente a su bola y que desconoce el significado de la palabra urgente.

Oficialmente, los diccionarios definen al catxotxes como una persona que habla y actúa con lentitud y que tiende a aplazar sus decisiones con un exceso de parsimonia. En Alcoy, le añadimos algunos complementos a este concepto gramatical, que también suele verse relacionado con palabras como collonera, collons al vol o patxorrut. Hay que subrayar un dato importante, por alguna extraña razón los alcoyanos utilizamos este término para referirnos exclusivamente a sujetos del sexo masculino, no hay constancia de la existencia de mujeres catxotxudes. En otro orden de cosas, el calificativo catxotxes se utiliza de manera mayoritaria para hablar de hombres grandotes o gordos, que por su considerable envergadura se ven obligados a actuar con lentitud de movimientos. Un catxotxes bajito y flaco es más difícil de encontrar que un trébol de cuatro hojas.

Por otra parte, es importante subrayar que la catxotxez no supone ningún menoscabo de la inteligencia y de la capacidad profesional de las personas que forman parte de este singular grupo humano. Un catxotxes de libro, Mariano Rajoy, llegó a presidente del Gobierno de España tras ocupar innumerables ministerios sin perder en ningún momento las “virtudes” de la especie. El político gallego redondeó una brillante carrera sin renunciar en ningún momento a los placeres de la lectura del Marca, de dormir la siesta viendo el Tour por la tele, de fumarse  purazos en un sillón orejero y de hacer caminatas al trote cochinero. Otro ilustre componente de esta cofradía es el futbolista Charly Rexach; emblema del barcelonismo al que ni un solo aficionado recuerda corriendo la banda ni disputando un balón con furia, ya que era un ferviente practicante del lema “correr es de cobardes”.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario