Destacados
Diccionari de butxaca
Genterola
Es un insulto grupal, que quiere mostrar el rotundo desprecio hacia un colectivo
Al Capone y sus amigachos, un ejemplo clásico de genterola
La versión alcoyana del clásico castellano gentuza es una palabra muy sonora, que despierta en el oyente resonancias italianas. Hay que subrayar un dato importante: cuando un alcoyano habla de genterola está utilizando un insulto grupal, un calificativo con el que quiere mostrar su rotundo desprecio a un determinado colectivo con el que es conveniente […]
Diccionari de butxaca
Garibaldino
Un curioso sustantivo alcoyano que relaciona la gamba común con los soldados voluntarios que lucharon por la unidad de Italia
Dícese de los soldados voluntarios que lucharon en las tres guerras por la  independencia y unidad de Italia al mando de Giuseppe Garibaldi (Niza, 1807-Caprera, 1882) En Alcoy además es la denominación oficial que reciben las gambas con gabardina, tapa muy popular en el estado español, tanto como la corrupción o la sequía. La pregunta […]
Diccionari de butxaca
Tapó de bassa
Metáfora cruel que usamos los alcoyanos para describir a los hombres bajitos
Mickey Rooney no levantaba un palmo del suelo y es un clásico de Hollywood
Metáfora inusualmente cruel y despectiva que usamos los alcoyanos para describir a hombres bajitos pero con una constitución física muy robusta. La comparación no es gratuita: el tapón de una balsa (de riego o de una piscina municipal) es un elemento de gran solidez cuya principal función en esta vida es evitar que se escape […]
Diccionari de butxaca
Collonera
Diccionari de butxaca
Enxancamallat/ada
Diccionari de butxaca
Racuela
Diccionari de butxaca
Ensaio
Una palabra muy alcoyana que designa la reunión periódica de entusiastas festeros, individuos y, raramente individuas, con la finalidad de ensayar técnicas de desfile

Aunque fonéticamente se preste a confusión si un alcoyano dice que ‘va d’ensaio’ no significa que vista una prenda holgada que le cubra el cuerpo hasta la rodilla. O sí. Pero en ese caso debería decir que ‘va d’ensaio con xilaba o batot’. Y si manifiesta ‘tinc un ensaio’ tampoco significa que el sujeto en cuestión sea émulo de Ortega y Gasset y autor de uno, o varios, libros en prosa en los cuales ha desarrollado alguna de sus ideas sobre un tema determinado con carácter y estilo personal. Ejemplo: Tratado sobre la tolerancia. Breve estudio sobre la libertad del ser humano, etc.

Y es que el ensaio (también pronunciado asayo o ansallo) aparte de ser un vocablo que muestra el hecho diferencial del idioma alcoyano (nótese que solo una i la separa de la palabra castellana ensayo y todo un mundo de la valenciana assaig) es una palabra que designa la reunión periódica que un número indeterminado de entusiastas festeros, individuos y, raramente individuas, de una filà mantienen, viernes sí y viernes también, con la finalidad de ensayar técnicas de desfile.

¿Qué tipo de técnica requiere desplazarse arrastrando los pies mientras se balancea el cuerpo? ¿Es necesario recibir una media de 100 horas anuales de formación, equivalentes a un curso Superior de Protección de Datos o a un Curso Universitario en Lactancia Materna para Matronas? ¿Es preciso que los cabos pasen más horas practicando que un tirador olímpico de esgrima? Son algunas preguntas a las que, a día de hoy, los organismos competentes, no han dado respuesta.

En cualquier caso lo que es cierto es que el ensaio incluye un componente de entrenamiento, y eso justifica su frecuencia, para preparar progresivamente el hígado y el estómago para los excesos de la trilogía festera. Es aquí donde el ensaio adquiere su dimensión épica y de deporte de riesgo como señaló, en su día, el traductor y médico barcelonés de origen judío Jafudà ben Astruc Bonsenyor. ‘Tres coses son perilloses de fer: beure túxech, fer assaig, e anar per mar…’

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario