Destacados
Diccionari de butxaca
Marta
Aunque parezca mentira, en el alcoyano clásico de nuestras abuelas una marta siempre será una mona
Imagen de una mona haciendo "martaes"
Estamos ante uno de los casos más delirantes de la capacidad que tienen los habitantes de esta ciudad para destrozar el verdadero significado de las palabras. En castellano y en catalán, una marta es un mamífero carnívoro perteneciente a la familia de los mustélidos; un bicho pequeñito cuya piel es muy apreciada para hacer abrigos, […]
Diccionari de butxaca
Espardenya
Palabra polisémica alcoyana que designa más objetos que artículos hay en la planta de oportunidades de El Corte Inglés  
L’espardenya (pronunciada en Alcoy aspaɾðénɛ) sin acento en la a es una palabra polisémica que tanto designa al calzado de suela de cáñamo trenzado (de esparto o yute), puntera, empeine y talón de ropa gruesa y dos vetas que se atan al tobillo, como a los filetes de sardina rebozados con huevo y harina y […]
Diccionari de butxaca
Genterola
Es un insulto grupal, que quiere mostrar el rotundo desprecio hacia un colectivo
Al Capone y sus amigachos, un ejemplo clásico de genterola
La versión alcoyana del clásico castellano gentuza es una palabra muy sonora, que despierta en el oyente resonancias italianas. Hay que subrayar un dato importante: cuando un alcoyano habla de genterola está utilizando un insulto grupal, un calificativo con el que quiere mostrar su rotundo desprecio a un determinado colectivo con el que es conveniente […]
Diccionari de butxaca
Garibaldino
Diccionari de butxaca
Tapó de bassa
Diccionari de butxaca
Collonera
Diccionari de butxaca
Mostruori
Un ejemplo de la tendencia alcoyana hacia el siniestrismo lingüístico

Aunque lo parezca, un mostruori no es un catálogo de monstruos de película de serie B. La versión alcoyana del concepto muestrario/mostrari está cargada de efectos especiales y produce un cierto sentimiento de desazón. Cuando un representante acude a una tienda y le dice al propietario “voy a enseñarle el mostruori por si le interesa alguno de nuestros productos”,  uno espera que el comercial saque de su maleta una colección de fotos en blanco y negro en la que no faltarán  Drácula, Frankenstein, el Hombre Lobo o el mismísimo Freddy Krueger, manteniendo todos ellos sus poses más sanguinarias y espantosas.

La palabra mostruori asusta especialmente a los forasteros valencianoparlantes, que no acaban de explicarse esta siniestra tendencia linguïstica de los alcoyanos, capaz de convertir un concepto inofensivo en una palabreja amenazante más cercana al terror gótico que al honesto intercambio comercial de mercancías

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario