Destacados
Diccionari de butxaca
Bochinche
También conocido como bohío o bodegueta, este establecimiento hostelero fomentaba la camaradería entre su ilustre clientela
El bochinche fue durante siglos el último mono en el escalafón de la hostelería alcoyana. Era un bar de reducidas dimensiones en el que era obligatoria la acumulación de suciedad, el olor permanente a fritanga y a cazalla revenida y una niebla perenne de humo de tabaco. También conocido como bohío o bodegueta, este minúsculo […]
Diccionari de butxaca
Fer el xempla
Fer el xempla es una manera de hacer el tonto que, dependiendo de su intensidad, se sitúa entre el capoll y el pixorro
Un comensal 'fent el xempla' versión leatherface
Fer el xempla (no confundir com for exemple que es inglés y significa otra cosa) es una expresión alcoyana que, con toda probabilidad, deriva de la catalana fer el ximple (pronunciado ximpla) y que además significa lo mismo: hacer tonterías con el propósito de provocar risa. Aunque, a diferencia del catalán, el alcoyano para el […]
Diccionari de butxaca
Instantería
Una de las familias semánticas más singulares del alcoyano es la formada por los sustantivos referidos al mobiliario
Una de las familias semánticas más singulares y menos conocidas del idioma alcoyano es la formada por los sustantivos referidos al mobiliario. Palabras que, además, tienen la capacidad de trascender su significado y convertirse en aforismos capaces de contener en un único vocablo pensamientos filosóficos, humorísticos, líricos, o de cualquier otra índole. Tomemos un ejemplo […]
Diccionari de butxaca
Aspolsó
Diccionari de butxaca
Figà
Diccionari de butxaca
Quina girà de llit!
Diccionari de butxaca
Mostruori
Un ejemplo de la tendencia alcoyana hacia el siniestrismo lingüístico

Aunque lo parezca, un mostruori no es un catálogo de monstruos de película de serie B. La versión alcoyana del concepto muestrario/mostrari está cargada de efectos especiales y produce un cierto sentimiento de desazón. Cuando un representante acude a una tienda y le dice al propietario “voy a enseñarle el mostruori por si le interesa alguno de nuestros productos”,  uno espera que el comercial saque de su maleta una colección de fotos en blanco y negro en la que no faltarán  Drácula, Frankenstein, el Hombre Lobo o el mismísimo Freddy Krueger, manteniendo todos ellos sus poses más sanguinarias y espantosas.

La palabra mostruori asusta especialmente a los forasteros valencianoparlantes, que no acaban de explicarse esta siniestra tendencia linguïstica de los alcoyanos, capaz de convertir un concepto inofensivo en una palabreja amenazante más cercana al terror gótico que al honesto intercambio comercial de mercancías

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario