Destacados
Diccionari de butxaca
Cocotet
Vocablo que designa una delicatesen gastronómica cuyo origen tanto puede derivar de la palabra coca como de la francesa cocotte
El cocot o cocotet es una palabra surgida en los valles del Serpis de uso exclusivo de la ciudad de Alcoy que, cuando no se trata de un golpe dado en la cabeza con los nudillos, se refiere a la especie de panada (en catalán) o empanadilla (en castellano) de harina que lleva un relleno […]
Diccionari de butxaca
Embaixaes
El confinamiento por la pandemia permite la resurrección de un sistema de comunicación a grito pelado estrictamente alcoyano
Berlanga inmortalizó la embaixà en su famosa escena de “Bienvenido Mister Marshall”
El confinamiento por el coronavirus y la recuperación de los balcones como espacio principal de la casa han permitido la resurrección de un sistema de comunicación estrictamente alcoyano: les embaixaes. Las conversaciones a grito pelado entre balcón y balcón o entre un balcón y la calle están viviendo un inesperado siglo de oro, tras una […]
Diccionari de butxaca
Dossier especial: Cagar, el concepto multiusos del idioma alcoyano
Una palabra bien antigua y de uso extendido no solo en la ciudad de Alcoy, sino también en el Estado Español y en buena parte de la Comunidad Económica Europea
Cagar es una palabra de uso frecuente en la ciudad de Alcoy desde muy antiguo. Y no sólo en la ciudad de Alcoy sino también en la totalidad del ámbito lingüístico catalán y castellano. De hecho cagar, ahora que Europa anda falta de símbolos comunes, podría considerarse junto con el coronavirus una de sus principales […]
Diccionari de butxaca
Lo que un porc no pot sentir
Diccionari de butxaca
Calbot
Diccionari de butxaca
Boira pixona
Diccionari de butxaca
Pote
El pote es la interjección polisémica por antonomasia en la ciudad de Alcoi que expresa, sorpresa, admiración, ira, enfado, entusiasmo. O todo a la vez

Además de designar al recipiente en el que se almacenan líquidos y/o sólidos conocido como bote en castellano o pot en catalán (‘me pones dos potes de berengenes en salmorra’?) e incluso a la propina que se da al personal de un establecimiento (‘tome home estos sinco sentimos para el pote’), el pote alcoyano es, por encima de todo, la interjección polisémica (que expresa sorpresa, admiración, ira, enfado, entusiasmo o todo a la vez) por antonomasia en la ciudad equivalente al fotre catalán o al joder castellano y que, como ambas deriva de ‘fŭttĕre’, que significa copular.

Según los semánticos estructurales de la Real Academia de la Lengua Alcoyana el pote habría sido el resultado de la contracción iniciada en la expresión ¡boteadueu collons! de gran arraigo a la ciudad de la que, a lo largo de los siglos, se habrían ido desprendiendo elementos como en un cohete espacial en la fase de despegue, quedando reducida primero a boteuadeu y posteriormente a bote desde donde se habría pasado a pote a causa del fenómeno conocido como pepeísmo, que consiste, entre otras cosas, en transformar cualquier consonante al inicio de palabra por la p.

Consideraciones lingüísticas aparte, el pote alcoyano es un ejemplo paradigmático de la proverbial laboriosidad y sentido práctico del pueblo alcoyano; que en lugar de dedicar largas parrafadas y  gran cantidad de tiempo a expresar un determinado sentimiento lo resuelve con la sencilla fórmula pote.

Un ejemplo de esto se recoge en la ‘Guía del forastero en Alcoy’ de 1864 en la que se relata el suceso protagonizado por un repartidor alcoyano que aparcó un carro lleno de hilo en doble fila en la calle Polavieja impidiendo la salida a un comerciante de origen murciano que le lanzó la siguiente imprecación: ‘Mal fin tenga tu cuerpo, permita Dios que te veas en las manos del verdugo y arrastrado como las culebras, que te mueras de hambre, que los perros te coman, que malos cuervos te saquen los ojos, que Jesucristo te mande una sarna perruna por mucho tiempo, que si eres casado tu mujer te ponga los cuernos, que mis ojos te vean colgado de la horca, que sea yo el que te tire de los pies, y que los diablos te lleven en cuerpo y alma al infierno’. Ante lo cual el alcoyano se encogió de hombros, arqueó las cejas, lanzó un certero ¡pote! y sin más palabras volvió a sus quehaceres.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario