Destacados
Diccionari de butxaca
Genterola
Es un insulto grupal, que quiere mostrar el rotundo desprecio hacia un colectivo
Al Capone y sus amigachos, un ejemplo clásico de genterola
La versión alcoyana del clásico castellano gentuza es una palabra muy sonora, que despierta en el oyente resonancias italianas. Hay que subrayar un dato importante: cuando un alcoyano habla de genterola está utilizando un insulto grupal, un calificativo con el que quiere mostrar su rotundo desprecio a un determinado colectivo con el que es conveniente […]
Diccionari de butxaca
Garibaldino
Un curioso sustantivo alcoyano que relaciona la gamba común con los soldados voluntarios que lucharon por la unidad de Italia
Dícese de los soldados voluntarios que lucharon en las tres guerras por la  independencia y unidad de Italia al mando de Giuseppe Garibaldi (Niza, 1807-Caprera, 1882) En Alcoy además es la denominación oficial que reciben las gambas con gabardina, tapa muy popular en el estado español, tanto como la corrupción o la sequía. La pregunta […]
Diccionari de butxaca
Tapó de bassa
Metáfora cruel que usamos los alcoyanos para describir a los hombres bajitos
Mickey Rooney no levantaba un palmo del suelo y es un clásico de Hollywood
Metáfora inusualmente cruel y despectiva que usamos los alcoyanos para describir a hombres bajitos pero con una constitución física muy robusta. La comparación no es gratuita: el tapón de una balsa (de riego o de una piscina municipal) es un elemento de gran solidez cuya principal función en esta vida es evitar que se escape […]
Diccionari de butxaca
Collonera
Diccionari de butxaca
Enxancamallat/ada
Diccionari de butxaca
Racuela
Diccionari de butxaca
Quina girà de llit!
La frase se utilizada en las bodas cuando los novios (él y ella) son excepcionalmente feos

Pura crueldad gramatical. La frase “Quina girà de llit!” se utiliza exclusivamente en las bodas, cuando los novios (él y ella) son excepcionalmente feos. Los usuarios de esta denigrante muletilla especulan con una situación absolutamente previsible: la pareja se despierta en el tálamo nupcial, se dan la vuelta y se encuentran frente a frente, comprobando espantados (y a sólo unos centímetros de distancia) que ninguno de los dos ha sido especialmente agraciado por la Naturaleza.

Hay que subrayar que esta fórmula semántica sólo se puede utilizar en caso de que los grados de fealdad de los dos miembros del matrimonio sean equiparables. En el caso de que un tipo guapo se case con una mujer poco favorecida, siempre se puede recurrir al clásico castellano de “la suerte de la fea la guapa la desea”. En la situación contraria, cuando una chica guapísima se une a un adefesio, la tendencia natural de los alcoyanos es la de especular sobre el voluminoso patrimonio económico del afortunado cónyuge y sobre el interés de la mujer en asegurarse un buen pasar; para esta versión hay otra frase típica alcoyana «este pendó va buscant la perreta». La mala leche y la pasión por despellejar a nuestros convecinos siempre han sido (junto a las peladillas) dos de los productos más emblemáticos de la industria alcoyana.

 

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario