Destacados
Diccionari de butxaca
Genterola
Es un insulto grupal, que quiere mostrar el rotundo desprecio hacia un colectivo
Al Capone y sus amigachos, un ejemplo clásico de genterola
La versión alcoyana del clásico castellano gentuza es una palabra muy sonora, que despierta en el oyente resonancias italianas. Hay que subrayar un dato importante: cuando un alcoyano habla de genterola está utilizando un insulto grupal, un calificativo con el que quiere mostrar su rotundo desprecio a un determinado colectivo con el que es conveniente […]
Diccionari de butxaca
Garibaldino
Un curioso sustantivo alcoyano que relaciona la gamba común con los soldados voluntarios que lucharon por la unidad de Italia
Dícese de los soldados voluntarios que lucharon en las tres guerras por la  independencia y unidad de Italia al mando de Giuseppe Garibaldi (Niza, 1807-Caprera, 1882) En Alcoy además es la denominación oficial que reciben las gambas con gabardina, tapa muy popular en el estado español, tanto como la corrupción o la sequía. La pregunta […]
Diccionari de butxaca
Tapó de bassa
Metáfora cruel que usamos los alcoyanos para describir a los hombres bajitos
Mickey Rooney no levantaba un palmo del suelo y es un clásico de Hollywood
Metáfora inusualmente cruel y despectiva que usamos los alcoyanos para describir a hombres bajitos pero con una constitución física muy robusta. La comparación no es gratuita: el tapón de una balsa (de riego o de una piscina municipal) es un elemento de gran solidez cuya principal función en esta vida es evitar que se escape […]
Diccionari de butxaca
Collonera
Diccionari de butxaca
Enxancamallat/ada
Diccionari de butxaca
Racuela
Diccionari de butxaca
Triote
Hacer un triote es seleccionar unas cuantas personas, animales o cosas de forma rápida y poco rigurosa
El Día del Juicio Final es, al fin y al cabo un gran triote, en el que Dios separa a los buenos de los malos

Literalmente, hacer un triote podría traducirse con el verbo castellano seleccionar. Hay que señalar, sin embargo, que este vocablo alcoyano le añade una serie de significados suplementarios a la palabra en cuestión, la mayor parte de ellos con una fuerte carga negativa.

Hacer un triote es seleccionar unas cuantas personas, animales o cosas de forma rápida y poco rigurosa. Léase en dos patadas. Es una forma de reaccionar ante una solicitud extemporánea o molesta. Cuando un cuñado gorrón nos pide un lote de libros para leer en vacaciones, hacemos un triote de nuestra biblioteca y le mandamos lo primero que encontramos: ya sean noveluchas de ciencia ficción, un tomazo de “Los Pilares de la Tierra” del año de la Tana o el último éxito de novela negra escadinava. Se trata básicamente de cumplir con el expediente sin calentarse la cabeza. Si quiere leer cosas buenas, que se las compre.

El triote nunca es meditado ni minucioso. Si un amigo llega del campo con una cesta cargada de setas y le pedimos que nos dé unas pocas para hacerles fritas con longanizas y ajos, el tipo hace un triote rápido y nos entrega los ejemplarse más dudosos. Es una lógica reacción de defensa, frente a un tipo que quiere disfrutar por la patilla de los esfuerzos de alguien que se ha tirado varias horas recorriendo la sierra en busca del preciado manjar micológico.

Hay seleccionadores nacionales de fútbol especialmente burros que parecen haber confeccionado sus equipos bajo la doctrina del triote. Tipos como Lopetegui se llevaron al Mundial los primeros futbolistas que se encontraron y así salieron después las cosas.

El Día del Juicio Final sería, al fin y al cabo, un gran triote en el que Dios separaría a los buenos de los malos. Las personas que creen en la otra vida esperan, no obstante, que el Sumo Hacedor aplique unos criterios más rigurosos de lo habitual, para impedir que en el paraíso se cuelen unos cuantos indeseables y que vayan al infierno unos cuantos miles de almas benditas.

 

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario