Destacados
Punto de vista
Matando bares a cañonazos
El cierre de los locales de ocio nocturno, la legalidad y el sentido común
Vivimos tiempos extraños en los que todo el mundo apuesta por la inteligencia artificial y en los que nadie parece echar cuenta del sentido común. Las administraciones públicas son entes  paquidérmicos ajenos a toda lógica, que se han especializado en matar moscas a cañonazos. La situación creada con el cierre total de los locales de […]
Punto de vista
Obri la llauna
Un endoll, una claueta i l’instrument en mà. Un faristol mig recolzat d’amunt una taula, i una prestatgeria ordenada per a l’ocasió. Tot guardava per tal de disposar la següent lliçó... Tot, si els auriculars funcionaven, o no es queien, o qui sap qui i perquè, li venia de gust actualitzar-se
En pocs dies tornem re-agrupar-nos, amuntegar-nos i també il·lusionar-nos per tal de novament prendre parit en moltes lliçons. Tant a dins de classe coma fora esperant el nen que corre cap als braços de l’avi que l’espera, el proper curs ja ens està a l’aguait i disposat a avançar-nos per la dreta.
Punto de vista
El coronavirus y la teoría de la olla de pito
¿Serán capaces de aguantar los alcoyanos un periodo tan largo de privación de todas sus válvulas festivas de escape?
FOTO: PACO GRAU
Hay una teoría sociológica que asegura que Alcoy funciona con el mismo mecanismo que una olla de pito. Esta línea de pensamiento parte de una descripción tópica del carácter de los alcoyanos, a los que se considera una gente seria y trabajadora, poco dada a exteriorizar sus sentimientos.
Punto de vista
Cuaderno de campaña: Muerto el perro se acabó la rabia
La Canal desaparece del debate electoral alcoyano por primera vez desde 1995, tras la sentencia del TSJ anulando el ATE
Javier Llopis, 21/04/2019

Por primera vez desde 1995, Alcoy encara una campaña electoral sin hablar de la puñetera Canal, ya sea en su modelo primigenio de polígono industrial o en la versión remasterizada de Alcoinnova. Los partidos de esta ciudad se han tirado 24 años sacando petróleo político de este debate interminable, hasta que la decisión del TSJ anulando el ATE de la Generalitat del PP nos ha dejado como al mismísimo Fava (igual estic que estava).

Muerto el perro se acabó la rabia. La política alcoyana se ha quedado huérfana y la mayor parte de las formaciones andan por ahí como vaca sin cencerro, a la búsqueda de un tema estratégico que les permita repartirse estopa. La Canal les servía a los de izquierdas para sacar músculo ecologista y para poner en evidencia el instinto depredador de la derecha. Para los conservadores, este inocente paraje era la perfecta demostración de que el rojerío está metido en una siniestra cruzada que tiene como objetivo arruinar a esta ciudad.

La sentencia del TSJ confirma lo que mucha gente venía sospechando desde el principio de este contencioso: que existen motivos ambientales de peso que impiden ubicar en la Canal una gran área industrial. Ha hecho falta casi un cuarto de siglo y un serial agotador de estudios, debates y recursos judiciales para llegar a esta conclusión evidente. Por fortuna, en la zona no se ha llegado a desarrollar ningún proyecto concreto, evitándonos a todos el sofoco de un segundo caso Rosaleda.

La derecha (PP y Ciudadanos) se queda sin su principal argumento en materia de promoción económica, después de tirarse casi dos décadas ofreciéndonos la Canal como plato único. La izquierda extrasocialista presume de una sentencia judicial que le da toda la razón. Por lo que respecta al PSOE (el del Ayuntamiento y el de la Generalitat), el fallo judicial le evita el disgusto de tener que permitir un proyecto en el que no cree y que le habría provocado un fuerte desgaste político. La inclusión de Jordi Silvestre, presidente del colectivo ciudadano que ha frenado Alcoinnova, en el número 5 de la lista socialista es la mejor demostración de que Toni Francés ha dado por zanjada esta polémica.

A partir de ahora, no hay excusas. Desaparecida la Canal, toca ofrecer alternativas creíbles y actuar con rapidez. Si a lo largo de los últimos 24 años el desarrollo industrial de Alcoy se ha convertido en un estéril ejemplo de los peores tics de la politización y del partidismo, en esta nueva etapa sería de agradecer un esfuerzo de negociación y de consenso. Un cuarto de siglo perdido es un argumento de peso para que las formaciones políticas de Alcoy cambien radicalmente de actitud.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario