Destacados
Punto de vista
No sols Radetzky
Llestos per novament deixar-nos encisar, llestos per novament trobar nous colors sobre la mateixa pintura, i llestos per complir novament amb una tradició d’anys. La sala de concerts més daurada i més famosa del globus, on un dia vaig tenir el plaer de trepitjar i fer sonar al meu millor amic, obria les portes un any més al món. El final era més que conegut el d’aquesta història, però pot ser el que hi passés al mig despertaria més interès.
Amb el passat concert d’any nou, i com amb tants altres, i els que hi queden, ens topem de nou amb el centenar de crítiques sobre la direcció de qui es puja al podi. Com mou la batuta, si porta o no la partitura al davant o si fa floritures amb els gestos. Molt més […]
Punto de vista
Recortes de recorrido y enfermedades de crecimiento
Una reflexión sobre la polémica en torno a los cambios en la Cabalgata y el Bando Real
FOTO: PACO GRAU
Tenemos entre manos una fórmula de éxito incontestable: la Cabalgata de Reyes Magos y el Bando Real de Alcoy. El modelo actual, diseñado en los años 80 del pasado siglo por el ayuntamiento de Pepe Sanus, funciona como un cohete desde hace más de 30 años y se ha convertido en un motivo de orgullo […]
Punto de vista
¡Bares, qué lugares!
Una divagación sobre urbanismo, casco histórico y hostelería
FOTO: PACO GRAU
A lo largo de los últimos 40 años, los alcoyanos hemos podido disfrutar de innumerables proyectos para recuperar nuestro casco antiguo, hemos asistido a decenas campañas para reactivar el centro histórico y hemos visto a políticos de todos los colores anunciar la inminente rehabilitación del corazón de la ciudad.
Punto de vista
De Independentia
Punto de vista
Hogwarts
Punto de vista
A por ellas !
Punto de vista
La conjura de los necios
Una de dos, o el Gargantúa Cañete es un nuevo Maquiavelo y su esputo forma parte de una inextricable estrategia electoral o es más tonto de lo que realmente aparenta.
Carlos Merchán, 22/05/2014

Porque no otra cosa parece, una conjura, un apaño, un contubernio entre idiotas todo lo que estamos viviendo. A ver si yo me aclaro. Que un fulano, pasadillo de copas, suelte en una taberna lo que rebuznó el otro día el candidato Cañete,  entra dentro del terreno de lo creíble. Ahí va la descripción. El tipo en cuestión dice algo así como: “debatir con una mujer es complicado porque si demuestras tu superioridad intelectual pueden tomarte por machista”.

El notas,  le pega un tiento a la copa de Fundador, se palpa la hombría con regodeo, desmonta el mondadientes que hasta entonces cabalgaba sobre una de sus orejas y se lo mete en la boca y se va a casa la mar de satisfecho entre las risotadas de la peña. Vale. Pero que esto lo diga un candidato a representarnos en Europa después de que una dama le arreara estopa a modo en una justa dialéctica, no se lo cree ni el que asó la manteca. Una de dos, o el Gargantúa Cañete es un nuevo Maquiavelo y su esputo forma parte de una inextricable estrategia electoral o es más tonto de lo que realmente aparenta.

El debate en cuestión fue pospuesto por los tremendos sucesos de León. A la presidenta de la Diputación, dama pluriempleada que al parecer no despertaba muchas simpatías, otra afiliada al partido en el poder le descerraja dos tiros por la espalda y uno de gracia en la cabeza al más puro estilo de la camorra. Hasta ahí un truculento suceso merecedor de una portada de El Caso. Pero la maquinaria empieza a moverse y a engrasar los dientes. Enseguida se buscan culpables a toda costa en pos del rédito político. La culpa es de la izquierda que alienta la violencia con sus movimientos anti desahucios, sus caceroladas y sus escraches. No. La culpa es del rojelio Wyoming, ese diabólico cizañero. No. La culpa es de Espinete, que lleva púas como amenazantes puñales en la espalda. No, no, no. La culpa es del twitter y los tuiteros, siniestros personajes anónimos que alientan la violencia. Y empieza una caza de brujas en toda regla y la stasi a aporrear puertas. Los primeros detenidos, más que brujas con espolones, verrugas con pelos y escoba, son jóvenes lampiños, brujines de medio pelo, a los que, es de creer, no les llegará la camisa al cuello del susto. Los violentos tuiteros son detenidos y requisados su material informático con una celeridad pasmosa. Se conoce que como ya hay un precedente sin precedentes de borrado y destrucción de discos duros la stasi no quiere que se repita el descuido. Hasta la casa real, esa benemérita y transparente institución se sube al carro del twitter con la sana intención de recomendar moderación y buenas formas. ¿Recomendarán también no masacrar especies protegidas, cumplir escrupulosamente con Hacienda, no fundar lucrosísimas empresas sin ánimo de lucro?

En fin, como quiera que yo también quiero aportar mi granito de arena a la desestabilización y la violencia desencadenada, allá van mis propósitos. No, no voy a desearle la muerte a nadie, hasta ahí podíamos llegar, pero  ¿desear que a los tontos conjurados con poder les nazca un forúnculo reventón en el sieso (también llamado incordio anal) será constitutivo de delito?

En fin, quiero terminar (que no todo va a ser necedad y despropósito) dando la enhorabuena al gran Quino por su flamante premio Príncipe de Asturias aunque, bien mirado, no veo yo a la roja Mafalda como princesa de Asturias. ¿Acabarán culpándola del asesinato de León? Tiempo al tiempo.

¿Te ha gustado?. Comparte esta información:

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario