Crónica de un reencuentro
Javier Llopis

Viernes, 16 de noviembre de 2018. Tras un insoportable paréntesis de ocho años, Alcoy se reencuentra con el CADA. El viejo edificio del Monte de Piedad vuelve a la vida convertido en el buque insignia para la reactivación cultural de la ciudad. Autoridades, gentes de la cultura y representantes de la sociedad civil recorrieron con curiosidad las salas de exposición y comprobaron de primera mano la envergadura de este gran proyecto. Paco Grau nos hace la crónica gráfica de una jornada en la que no faltó nadie.

Un sencillo acto protocolario, con discursos de Ximo Puig, del alcalde, del conseller de Cultura y del presidente de la Fundación CAM, sirvió para inaugurar el Centre d’Art d’Alcoi. Unas trescientas personas asistieron a la ceremonia y tras las intervenciones de los políticos, se metieron de inmediato en faena: visitar las tres plantas del edificio, recorrer las exposiciones y ver cómo había quedado conformado este gran espacio cultural. La muestra del IVAM sobre Eusebi Sempere, la exhibición de los fondos de las antigua CAM y el montaje de vídeo en la planta del Ayuntamiento colmaron las expectativas. Los asistentes comprobaron que estaban ante un proyecto sólido y había coincidencia general en los comentarios positivos, abundando en la esperanza que suponía para Alcoy disponer de un centro de estas características.

Viernes, 16 de noviembre de 2018. Una tarde otoñal que pasará a la historia de la cultura alcoyana. Apenas faltaba un mes para que se cumpliera el octavo aniversario de la primera apertura del CADA, que se vio truncada en el verano de 2011 por el desastre de la Caja de Ahorros del Mediterráneo. La inauguración, entre saludos y canapés, cerraba un largo periodo de incertidumbre y de intentos frustrados para resucitar el proyecto. Al final, el acuerdo entre la Generalitat, el Ayuntamiento y la Fundación CAM ha hecho posible el milagro.

La reactivación del CADA se perfila como un paso estratégico en el futuro de Alcoy, como una iniciativa que supondrá un antes y un después en la historia de la cultura local. La recuperación de este complejo quiere situar a la ciudad en la primera fila de la oferta cultural de la Comunitat Valenciana, dotándola de una oferta de primer rango sólo equiparable a las existentes en las capitales de provincia. Este gran receptáculo combinará las grandes exposiciones con el papel de dinamizador cultural, que estará presente en los talleres artísticos impulsados desde el Ayuntamiento. Se quiere rentabilizar al máximo este equipamiento e incluso se plantea utilizar sus áreas exteriores ajardinadas para conciertos de música y representaciones teatrales.

Al margen de los planteamientos estrictamente artísticos, el CADA resucitado se constituye también en un potente instrumento para la reactivación económica de Alcoy. Este gran centro cultural puede jugar un papel fundamental en la potenciación de la ciudad como un sólido destino de turismo interior. La oferta de exposiciones y de actividades del CADA se uniría a otros argumentos destinados a atraer visitantes a Alcoy, como son las Fiestas de Moros y Cristianos, el ciclo navideño, el Modernismo o el patrimonio de arqueología industrial. Se trataría, en fin, de consolidar una marca de alta calidad y con una personalidad propia.

La recuperación del CADA es por encima de todo una gran oportunidad. Sobre el centenario edificio del antiguo Monte de Piedad se ha generado una larga lista de expectativas y sólo el tiempo nos dirá cuál será su papel en el futuro de Alcoy. El proyecto tiene todos los elementos para saldarse con un rotundo éxito, ya que aprovecha lo mejor de nuestro patrimonio histórico -un monumental edificio modernista- para adentrarnos en los terrenos de la modernidad artística y creativa.

DEJA UN COMENTARIO
Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre

E-mail (no se publicará)

Comentarios



Enviar comentario